Descubriendo la Fundación Pilar y Joan Miró

«No podría vivir en un lugar desde el que no se puede ver el mar», fueron  palabras de Joan Miró. ¡Y cómo llevarle la contraria! Junto con su esposa, Pilar Juncosa, en 1956 eligió Palma de Mallorca como residencia, y aquí es donde el pintor vivió y trabajó hasta 1983, año de su muerte.

«Mi sueño cuando me establezco en alguna parte es tener un gran taller, no por razones de iluminación, (…) sino para tener espacio y muchas pinturas, porque, cuanto más trabajo, más quiero trabajar». Y así, tres años después de su traslado, compró la Finca Son Boter, una típica casa rústica mallorquina que data del siglo XVIII, situada sobre una ladera de Cala Major. Desde aquí, las vistas te dejan sin aliento. La gran mansión se convirtió así en la casa de un artista y su laboratorio, un estudio donde crear y experimentar con obras de arte.

Picture Credit : miromallorca.com

Hoy es posible visitar la casa / taller gracias a la Fundación Pilar y Joan Miró, encargada por el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, cuya misión es preservar el trabajo del artista a la vez que difundir la cultura del arte. En el nivel inferior, la fundación alberga alrededor de 6000 obras que incluyen pinturas, esculturas, tapices, dibujos y varios documentos del gran artista. En las paredes todavía se pueden ver graffitis de carbón y bocetos del artista. El mundo Miró empieza en el jardín, donde se exponen algunas de sus esculturas, que como decía el artista, “deben erigirse al aire libre”.

Inaugurada en 1992, la Fundación se puede visitar de martes a sábado de 10:00h a 18:00h (19:00h en verano) y domingos y festivos de 10:00h a 15:00h. Lunes cerrado.

Llegar a la Fundación es simple. También en transporte público (desde el centro de Palma, por ejemplo, tomando la línea de autobús nº 3).

¡Los visitantes de la Fundación jamás quedan decepcionados! Aún siendo un museo, todavía se respira ese ambiente hogareño. Los visitantes, inmersos en un escenario evocador, casi pueden imaginarse el día a día del maestro.

No cabe ninguna duda de que la Fundación Pilar i Joan Miró es una etapa imprescindible para quienes viajan a Mallorca.

Más información : Miró Mallorca Fundació