Playas de Mallorca. Pequeña guía para elegir la correcta.

Entre las razones que, cada año, animan a muchas personas a elegir Mallorca como destino turístico son sus playas y su clima mediterráneo.

Descubramos juntos cuáles son las playas de Mallorca, cómo están divididas y cuáles son sus características. Porque la isla ofrece a los visitantes playas para cada necesidad.

Ciertamente, las playas de Mallorca, gracias a su posición en el Mediterráneo, se caracterizan por una exuberante vegetación de plantas y flores, pero la isla ofrece playas para todo tipo de vacaciones.

Si viaja con niños pequeños, puede elegir entre playas que van desde la de la Colonia Sant Jordi, pasando por Can Pastilla, El Arenal y Es Trenc, caracterizada por su arena fina.

Si le gusta la aventura y quiere encontrar calas y pueblos de pescadores, le recomendamos la costa este: Cala Figuera, Cala d’Or, Porto Colom, Porto Cristo, Sa Coma, Cala Millor, Canyamel y Cala Ratjada. Estas son sólo algunas de las posibles playas situadas al este de Mallorca que merecen ser visitadas.

  

Los amantes de paisajes más montañosos y salvajes pueden elegir un lugar de la costa del noroeste, la llamada Sierra de Tramuntana – patrimonio reconocido por la UNESCO, que va desde Andratx hasta Formentor, en Pollença. Esta zona ofrece una combinación de mar y montaña con un encanto único que satisface incluso a los viajeros más exigentes. Sa Calobra merece una visita, una pequeña joya escondida acurrucada al pie de la montaña. Aquí te sentirás en un verdadero paraíso terrenal, donde el paso del hombre se percibe sutil y respetuoso.

 

Cruzarás la montaña a través de una espectacular carretera, con su célebre curva llamada “nudo de la corbata”. Más hacia el norte de la isla, encontramos la Bahía de Pollença y la Bahía de Alcudia, rodeadas por un paisaje que te deja sin aliento. La puesta de sol desde aquí, con las montañas a contraluz, es algo único.